Argentina: anteproyecto de ley de fomento de la actividad audiovisual nacional



Luego de dos años y medio de debate y arduo trabajo, el EAN - Espacio Audiovisual Nacional - espacioaudiovisualnacional.org/ - se prepara para presentar ante el Congreso argentino el anteproyecto de una nueva ley de fomento de la actividad audiovisual nacional. De aprobarse, esta reforma actualizaría la exitosa ley 17.741 de fomento de la actividad cinematográfica nacional, sancionada en mayo de 1968 para actualizarse al cambio tecnológico de la época que implicó la transmisión de películas por televisión. El Espacio Audiovisual Nacional fue creado en 2020, por las organizaciones APIMA - www.apima.com.ar - (Asociación de Productores Independientes de Medios Audiovisuales), ARGENTORES - www.argentores.org - (Sociedad General de Autores de la Argentina), DAC (Directores Argentinos Cinematográficos) y PCI - www.pcicine.com - (Proyecto Cine Independiente), para la elaboración de este anteproyecto.


“El objetivo es lograr un trabajo colectivo que se nutra de todo lo positivo que tiene la Ley de Cine vigente, más lo aprendido durante 27 años en donde hemos hecho frente a problemas operativos para su aplicación y a los dilemas de un paradigma tecnológico que plantea nuevas formas de comunicación y comercialización global”, desarrolla un comunicado del EAN en su sitio oficial.



Los principales ejes de la reforma de la ley abordan la actualización del derecho audiovisual al mundo digital, especialmente en el campo referido al modo de difusión predominante en la actualidad, que son las plataformas de contenidos por streaming. En la reforma impositiva aprobada por el Congreso argentino en 2017, se incluyó a estas plataformas en el Impuesto al Valor Agregado. Sin embargo, los fondos recaudados a través de este gravamen no fueron redirigidos al Fondo de Fomento Cinematográfico, que debería constituirse con la comercialización de las obras audiovisuales, como sí se hace con la recaudación por el IVA de las salas de cine o de la televisión por cable. Uno de los objetivos de este anteproyecto de ley es corregir esta irregularidad en la distribución. “No hay razón alguna que justifique que ese mismo criterio no se aplique, cuando la comercialización de esas mismas Obras Audiovisuales se realiza mediante las plataformas digitales (OTTs), cosa que sucede en la actualidad en perjuicio de nuestra producción”, explica el sitio oficial del EAN en el texto de presentación del anteproyecto.


La reinversión en la industria cinematográfica nacional de un impuesto ya liquidado significaría el fin de una anomalía del sistema legal argentino que perjudica injustamente a la producción audiovisual.